lunes, abril 04, 2005

Cuando el agua ya no es suficiente

Generalmente tengo las palabras correctas, tal vez no las ideas correctas, pero al menos siempre creí que sabía como decir las cosas. Ahora lo estoy dudando, tal vez las palabras sean tan incorrectas como las ideas, tal vez, después de todo, no signifiquen nada.

Anoche tuve una batalla campal con mi otro yo, y por lo que veo no ha terminado. Pensé dejarle ganar, y creo que por un momento se creyó vencedora, pero creo que aún hay un par de cosas que hacer antes de pasarme al lado oscuro; porque es algo que sin duda acabará por suceder, no porque no pueda contra ella, sino porque es la manera en la que lo he decidido.

2 comentarios:

Frankenweenie dijo...

estas medio lorenza

Amnesia dijo...

A veces unas palabras lo cambian todo, tienden a disfrazarse a tomar formas ocultas, encriptadas por el otro yo, desconocido, oscuro, errante y lo que por un momento carece de sentido, un día toma forma y se mete en el espíritu de algún desprevenido, y de repente el mundo ya no es el mismo, al menos para quien ha leído esas palabras.

Lo increíblemente bueno de esas batallas (con uno mismo), es que uno siempre sale ganando, ¿Quién más?.

Nota: Creo que soy la única persona que escribe en Word Antes de escribir aquí, digo por aquello de la ortografía, no vaya a ser que te de un ataque ortográfico, espero y aprendas a superar esa adicción ortográfica por mi bien, pero mejor no me hagas caso que de seguro hay algo bueno en eso.