miércoles, abril 20, 2005

La insoportable levedad del ser *

Hoy que entré a mi blog me encontré un comentario de un tipo genial conocido como Telepedro, y recordé que hace como una semana me preguntó como es que inicié con mi blog, y al acordarme de como fue, caí en cuenta de que soy una persona que emplea demasiado tiempo en preguntarse sobre lo que la demás gente piensa.

Descubrí esto de los blogs, hace tal vez un año, cuando evitando hacer alguna tarea (algo bastante común por aquellos días), entré a un buscador y puse algo así como 'qué demonios es la felicidad' y eso me llevó al blog de algún deprimido y enojado como yo. No supe que demonios es la felicidad, pero logré alejarme de la tarea.

El caso es que inicié mi blog, pero de alguna forma tiempo después no me satisfizo, así es que hace apenas un par de meses que lo he renovado. Al contarle eso a Pedro (en una plática por msn, porque extraña y desgraciadamente sólo hemos hablado en persona en una ocasión), recordé el post de mi amigo Paul (Amnesia) titulado En busca de la curvatura de la Incertidumbre, en el cual habla de mí, y de nuevo podemos observar mi manía por los buscadores y las opiniones de extraños.

Aún no sé que demonios es la felicidad, o si hay algo peor que la incertidumbre. Lo único que sé es que quiero ...


* Nada que ver con Milan Kundera

1 comentario:

leo dijo...

pues si esas misteriosas formas en verdad funcionan...me atrevería a conocerlas