lunes, mayo 02, 2005

Coachella 2005

Nada más hermoso* que pasar hambre y sed, sufrir de cansancio, y esperar cinco horas bajo el infame astro rey, para ver a Chris Martin equivocándose en la letra de The Scientist.

* No es sarcasmo, realmente fue hermoso

1 comentario:

TelePedro dijo...

si que fué hermoso!