lunes, noviembre 21, 2005

No todas las canciones hablan de amor

Y un día desperté, y me di cuenta de que me estaba convirtiendo un cliché andante, me descubrí pensando frases tontas, me encontré enojándome por cosas que siempre me parecieron sin sentido. Desperté y vi que me estaba convirtiendo en personaje secundario de mi propia película.

Desperté y me encontré cansada, verdaderamente cansada de tanto pensar, de estar perdida en la búsqueda de algo que una vez soñé y creí debía volverse realidad, cansada de hacer preguntas y no recibir respuestas, cansada de no saber dónde estaba.

Cansada de ver que mi vida llevaba años ciclada, dónde cada capítulo cambia de escenarios, de personajes, más los diálogos son los mismos, el final no parece cambiar, dónde siempre es igual pero diferente.

Y desperté y por un momento volví a cerrar los ojos, por un momento, por un efímero momento desconecté todo, y dejó de preocuparme lo que los demás esperan de mí, el tipo de persona en la que 'debo convertirme', y las esperanzas y deseos con los que deseaba construir el futuro, cerré los ojos, y quedé yo, solo yo.

Porque saben, no todas las canciones hablan de amor, y no todas las cosas siempre necesitan un porque :)

Gracias a todos los que de una u otra forma, han elegido estar...

3 comentarios:

sgenius dijo...

Tu post se sintió... muy liberador.

Sobre elegir estar: me pasa algo muy curioso. A veces soy muy tímido para hablarle en persona a alguien, pero por este medio... bueno, aquí estamos, como blogueros ^_^

rusted dijo...

acerca del titulo... ¡que bueno! te imaginas lo aburrido que serìa?

fabo dijo...

muy sabias palabras