martes, enero 31, 2006

Soñé que llovían duendes, de esos pretenciosos, a los que les gusta recoger piedras semipreciosas cerca del arcoiris y no obstante temen volar cometas sin cuerda.

Un momento, eso no fue un sueño...

Esperen... sí, si lo fue.

5 comentarios:

Marcos Legaspi dijo...

Es lo malo de éstos sueños tan reales...

52X Max dijo...

malditos duendes, ni ke su cereal fuera tan bueno

patUnio dijo...

aaah volar cometas sin cuerda....como se me antoja correr en el Sol...

azur dijo...

´r´ ´u´ sure?

blue-demond dijo...

Saldré con paraguas, por si las dudas que con este clima ya no se sabe si tu sueño fue una premonición…

Que bueno que las vacas no vuelan, lo sé, no viene al caso, pero que bueno.