miércoles, octubre 11, 2006

Una vez en clase de literatura nos encargaron hacer el análisis de una de las obras de Oscar Wilde. La maestra formó los equipos de trabajo que debían realizar además otras tareas juntos por el resto de la materia.
.
A mí me tocó con algunos de los "populares". Desde el primer día yo no dejé de quejarme, pidiéndole a la maestra que me cambiara de compañeros.
.
Así es que dividí el trabajo, organicé todo y sin el afán de poner el mínimo de confianza en que cumplieran, le dije a cada quien lo que tenía que hacer.
.
Nuestro trabajo no fue uno de los mejores, no, en realidad fue el mejor. Ese día la maestra me pidió que me uniera a otro equipo.
.
¿Cuál es la moraleja?

12 comentarios:

52X Max dijo...

esos "populares", siempre tiene uno ke decirles lo ke hay ke hacer

Anónimo dijo...

ves? es que eras demasiado fresa para ellos...porque ♫eres fre-sa♫

Pullmyfinger dijo...

Que siempre hay que usar el cinturon de seguridad

TelePedro dijo...

Que Oscar Wilde era pupular

marsahn dijo...

que los populares no tienen cerebro?

Anónimo dijo...

Porque no contestan mis correos-propuestas? :(

sgenius dijo...

Que eso nos suele pasar a los nerdos U_U'

Peny Ceraty dijo...

que le pagaste ala profe por la calificacion

tavo dijo...

que la maestra no queria que tuvieras buenas calificaciones?

jajaja

Marcos Legaspi dijo...

que eres el Mesias que vino a salvar a los Populares de sus malas calificaciones

BadBit dijo...

Que eres muy prejuiciosa al decir que alguien no puede hacer las cosas porque es popular.

Atte.
BadBit

marisol dijo...

Y la moraleja es:

Popular people is as manipulable as nonpopular people