miércoles, febrero 28, 2007

Rebeldía Estúpida Volumen I

(No debí usar el término rebelde, esa palabra está sucia)
.
Cuando entramos a la secundaria, además de la obligatoria clase de danza, tuvimos la oportunidad de elegir una "materia artística optativa". Las disponibles eran Pintura, con una ilustre maestra a la que amamos/alucinamos toda la primaria, o bien Música, con maestro desconocido, ya que por alguna razón (¿falta de talento acaso?), el desfile de ocupantes del puesto era constante.
.
Hubo tres factores claves en mi decisión.
  1. El material de pintura haría mella en el presupuesto familiar.
  2. El maestro de música nos hizo cocowash diciendo que la clase sería genial, que aprenderíamos a cantar y tocar la guitarra, que habría muchas presentaciones por todo el estado, etc.
  3. Media vida dedicada a la música no podía tirarse a la basura, jaja, considerando que tenía 12 años y 6 de éstos cantando en coros.
.
Transcurrido el año, no habíamos avanzado mucho, no por falta de interés del grupo, que siempre se caracterizó por ser destacado en todos los aspectos, sino por lo poco que podíamos extraer de un maestro con habilidades tan deficientes. Los de pintura iban a concursos de la zona, mientras que nosotros... mm... ah si, estuvimos en la preselección de la preselección de concursos de entonación del himno nacional.
.
Para la presentación de fin de año, habíamos preparado unas cinco canciones, que sonaban decente, debido a nuestro trabajo extra clases. Todo marchaba bien, cuando oh sorpresa, una semana antes del cierre, el maestro osó a exponer el lado misógino que había dejado entrever en clase, diciendo que una mujer tocando guitarra no era algo muy estético (¿que el tipo jamás vio tocar a Charo?), de modo que había decidido que los niños tocarían, mientras las niñas sólo iban a cantar.
.
A mi en verdad me importaba un soberano pepino tocar o no tocar, después de todo la clase era un asco, pero por una tontería del maestro, no iba a permitir que se violara la igualdad de sexos (oh si, pequeña idealista).
.
Total, que hasta en la dirección acabamos, y se llegó a la conclusión de que debido a la naturaleza del curso, así debió ser desde el principio, guitarra para hombres, canto para mujeres WTF!!!, pero que dada la situación, porque yo había aprendido a tocar y porque simple y sencillamente fui la única que reclamó, me iban a dejar salir con mi guitarra.
.
La neta, yo fui el estudiante que por mucho, se vio mejor en la presentación.
.
A partir del año siguiente, la clase de música especificaba: guitarra para niños, flauta para niñas. Yo aprendí a agarrarle gusto al aceite de linaza y las pinturas al óleo.

9 comentarios:

marisol dijo...

La clase de música duró ese año. Al siguiente sólo había de pintura.

Y así se quedó por lo menos hasta que mi hermana pasó por ahi.

Desconozco que se imparta ahorita.

TelePedro dijo...

Pues a como están las cosas en la actualida´, yo creo que ya se incluyeron los cursos de:

"Danza contemporánea para niños" y "Decoración de interiores para niños"

Ser gay es fashion y los niños de secundaria lo saben.

52X Max dijo...

jajaja, la neta ke retrogradas

en ke escuela fue eso?

dulce dijo...

si, es tu deber de chica idealista quemar a la escuela responsable y si alguna orden religiosa sale embarrada en su propio lodo. ¡Excelente!.

Felipe Tierrawhite dijo...

bueno al menos ustedes fueron buenos y obedientes , no que nosotros cuando concursamos con poesia coral a nivel estatal en vez de formar la palabra AMOR, FORMAMOS MORA!

Anónimo dijo...

JAJA "Flauta para niñas" estaba mas albureable.

susanska dijo...

aiiii... pos ke traen todos con los pobres pepinos :(?

sgenius dijo...

"...Música, con maestro desconocido, ya que por alguna razón (¿falta de talento acaso?), el desfile de ocupantes del puesto era constante."

Me recordó a "Defensa contra las artes oscuras", o como se llame, de Hogwarts.

Lo cual me lleva a pensar que Marisol es experta en pociones.

iMo. dijo...

pero vaya, lo que son las cosas en las escuelas.
pero que curado que impusiste tu palabra!