jueves, abril 12, 2007

hielo y azúcar

Y dijo que la magia se le estaba escapando. Pero no me dieron ganas de decirle que es así cuando empiezas a transformarte en adulto. Porque el saber que la magia existe, y reconocer que vivir sin ella no te va, no es otra cosa más que una nueva oportunidad para buscar acordarte de cómo hacer para no redescubrir las cosas, sino para crear nuevas; y eso, afortunadamente nada tiene que ver con la edad.


Pic by Me

1 comentario:

dulce dijo...

estoy bien muerta.