jueves, mayo 05, 2005

Marisol vs. La Burocracia

Con la novedad, de que después de cuatro meses de vacaciones forzadas, por fin tengo trabajo; de modo que contaré con presupuesto suficiente para raptar a cuanto espécimen aparezca en mi camino e invitarle la comida y el cine.

Me confirmaron del trabajo la semana pasada, pero dado que es una dependencia de gobierno, he sufrido desde hace varios días por las inclemencias de la burocracia, lo cual ha retrasado una semana mi entrada al trabajo.

Viernes 29
* Ir a la policía estatal a llevar mis papeles, llenar formularios y hacer una cita para los exámenes psicométricos.
* La gente me ataca en la titulación de mis compañeros, ¿que por qué no me titulé? Porque olvidé llevar mis papeles :S

Lunes 02
* Me avisan que los exámenes psicométricos sólo se realizan en martes.

Martes 03
* Esperar media hora a que llegue la psicóloga.
* Dos horas de exámenes en los que intento probar que estoy cuerda y apta para integrarme a la sociedad laboral.

Miércoles 04
* Cita de diez minutos con la psicóloga para convencerla de nuevo de que estoy cuerda.
* Llego a mi casa, me dispongo a programar mi genial tarde de cine, cuando me avisan que tengo que regresar a hacer más papeleo.
* Llego al centro penitenciario, después de varios minutos haciendo fila me dicen pase a la ventanilla de al lado.
* En la ventanilla me dicen que primero tengo que pagar para que me den la carta de no antecedentes penales.
* Camino bajo el sol.

* Llego a recaudación y pago las cartas, la impresora se atora y no me pueden dar mi recibo. La cajera intenta reconfortarme y empieza a hacer bromas.
* Busco la oficina de oficialía, resulta que hay tres, llego a la primera, la recepcionista está ocupada contando dinero, después de un rato me dice que la carta de inhabilitación se da en contraloría.
* Llego a contraloría, me dicen que ocupo sacar copias de los recibos.
* Saco las copias.
* Regreso a contraloría, entrego los papeles, lleno formularios, me regañan por enésima vez por desconocer mi RFC. Me dicen que recoja la carta en la tarde.
* Camino bajo el sol, esquivando a un par de enfadosos tipos que enfatizan mis atributos físicos :S

* Regreso al centro penitenciario, entrego los papeles y me dicen que la carta estará para el viernes a mediodía.
* Voy al centro de salud, me dicen que los exámenes se hacen sólo en la mañana. Tengo que esperar hasta el viernes para que me saquen sangre :S

* Para reconfortarme entro a una librería seducida por el embriagante olor a cultura. Encuentro en genial libro de fotografía (que por supuesto no puedo costear), compro un libro de mitología universal precariamente ilustrado, pero ilustrado al fin.

* Me voy a mi casa cantando Ask en mi cabeza.

1 comentario:

Amnesia dijo...

Me alegro por lo de te trabajo :)!!!
Siempre he pensado que Mexicali es un completo y complicado libro de historias y que somos más que una más de ellas interactuando con otras cuantas; La pequeña eventualidad junto a la rutina degollada ayuda a convertirlas en sorprendentes…