miércoles, julio 27, 2005

Paranoia dispersa

Hoy me di cuenta que estoy recobrando el valor de la paciencia. El valor de saber esperar.

De recordar que las cosas llegan en su momento y que sólo suceden de la manera en la que deben, y que aunque no sea comprensible, será para bien.

2 comentarios:

Tita dijo...

Te quiero un chingo, que bueno escuchar eso my sweet

Leonel Sánchez dijo...

Saludos, desde Venezuela...por aqui leyendo tu blog. Me ha gustado mucho.