miércoles, julio 27, 2005

Suceso Considerablemente Curioso

Hubo algo que quise decir, pero no pude.

¿Qué tan difícil era pronunciar un par de palabras? No lo sé pero algo me quemaba por dentro, no podía respirar. Sentía que si no lo decía iba a explotar.

No obstante, no lo dije y no exploté. Detuve esas palabras con un comentario incidental.

Pasaron las horas, se acabó el día y seguí ahí sin saber como decirlo.
Luego me di cuenta que era mejor no haberlo dicho.

3 comentarios:

marisol dijo...

Mmm, acabo de recordar que me han pasado esta clase de sucesos dos veces, la primera afortunadamente no lo dije, la segunda, es debatible.

Tita dijo...

Yo creo en el destino, y si lo dijiste era porque debia ser dicho, pero cuando lo empiezas a pensar es cuando debes guardarlo porque es lo mejor. Si las cosas se dan y pensaste decirlo todo el dia entonces es porque asi debe de ser. Asi juego yo, y creo que no me ha ido tan mal, aunque no soy buena persona.

marisol dijo...

Insisto, en ambos casos, que bueno que no lo dije :)